Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 noviembre 2016 3 30 /11 /noviembre /2016 11:15
La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.
La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.
La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.
La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.

La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.

Editorial de Gaceta.es

Madrid/ 30-11-2016

La presencia del rey emérito, Juan Carlos I, en las exequias fúnebres por Fidel Castro ha suscitado una muy justificada polémica. ¿Tiene sentido que un país democrático despida a un tirano con tan alta representación oficial? ¿Es presentable que Don Juan Carlos comparezca en La Habana flanqueado por los antisistema de la CUP o por el filoetarra Otegui (que finalmente, y gracias a los Estados Unidos, no ha podido estar allí?).

Las preguntas son razonables, pero, en realidad, están un tanto fuera de contexto. Las relaciones internacionales de un país no se establecen por criterios de simpatía ideológica o comodidad ética, sino por estrictas razones de interés material. El Derecho Internacional se basa en la presunción de que cada Estado legalmente reconocido es soberano, y ningún Estado ajeno tiene derecho a intervenir en él para transformarlo según su propio provecho. Sin duda eso puede conducir a la pervivencia de situaciones de injusticia, pero lo contrario –es decir, la generalización del derecho de injerencia esgrimiendo argumentos de afinidad ideológica- conduciría a una multiplicación de conflictos. La política es así.

Cuba es una dictadura comunista. Lo era con Fidel, lo ha seguido siendo con su hermano Raúl y probablemente lo seguirá siendo después. Pero España, como Estado, decidió hace tiempo estrechar (relativamente) relaciones e invertir en Cuba. Según cifras oficiales, Cuba es el segundo país receptor de exportaciones españolas en el Caribe (700 millones de dólares en 2014). Ahora mismo hay en marcha no pocas operaciones de construcción de hoteles en empresas mixtas con capital español, se está dando entrada a constructoras españolas en las obras de reforma y de construcción de nuevos hoteles y hay abundantes proyectos de inversión de empresas españolas, tanto nuevas como ya establecidas. Más datos relevantes: España es desde hace tiempo el tercer país proveedor de Cuba, detrás de Venezuela y China, y las exportaciones españolas a Cuba crecieron en 2015 un 38%. Y eso por no hablar de la deuda condonada a Cuba. Todo esto podrá gustar más o menos, pero es la cruda realidad de los hechos.

Desde el punto de vista político y moral, puede reprobarse que España se haya implicado tanto en la cooperación con un país regido por una dictadura comunista que aplasta las libertades de sus ciudadanos. Pero eso, en todo caso, hay que planteárselo antes, no después de enviar una representación acorde con el nivel de las relaciones bilaterales. Un rey emérito y un secretario de Estado no es, después de todo, una delegación de campanillas. La pregunta de fondo no es si Don Juan Carlos debe estar o no en Cuba, sino si España debe o no apostar por las relaciones con un país que sigue siendo una dictadura comunista.

Fuente: Gaceta.es

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">