Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 febrero 2017 3 01 /02 /febrero /2017 11:38
A-40 KT: el tanque volador de la URSS

Por: Argelio García

 

Único y sorprendente, el A-40 KT combinaba la resistencia y el poder de fuego de un tanque con la velocidad y maniobrabilidad de un avión. Su creación revolucionó el mundo de la aeronáutica e hizo que la URSS se adelantase a su tiempo.

El A-40 KT fue desarrollado en la Segunda Guerra Mundial bajo el mando del ingeniero jefe Oleg Antónov. Tenía las siguientes capacidades:

1. Titán Aéreo

Este 'aerotanque' poseía la estructura de un blindado ligero T-60, con un blindaje de 20 milímetros y un peso total (incluidas las alas) de 8,2 toneladas.

Su armamento es formidable: una ametralladora pesada DT de 7,62 milímetros y un cañón TNSh de 20 milímetros. Con estas armas, se equiparaba en combate aéreo con los cazas nazis Messerschmitt Bf 109 y Focke-Wulf Fw 190.

Lo increíble de este vehículo era su capacidad de vuelo a pesar de su peso. Esto se conseguía añadiendo alas al blindado y haciendo que el fuselaje del aerotanque fuera el propio carro. Para controlar al A-40 KT se usaba el propio cañón del aparato, que se sujetaba a la cola.

Cambiando la elevación del arma, el piloto podía hacerlo descender y ascender, mientras que, girando la torreta del tanque, se movía a la derecha o a la izquierda.

En un principio, se quería que despegara de forma independiente, pero no había motores con la suficiente potencia. Por lo tanto, para poder alzar el vuelo se necesitaba que lo remolcara un avión de transporte TB-3.

Eso sí, el aterrizaje podía hacerlo sin problemas el propio vehículo, planeando con las alas y soportando el impacto con sus orugas blindadas. Su velocidad de remolque era de 160 km/h, mientras que al aterrizar era de 110 km/h.

Es cierto que se trataba de una velocidad bastante baja y podía ser interceptado por los cazas enemigos. Pero tengamos en cuenta que su blindaje era muy superior al resto de aviones y su potencia de fuego era mayor, por lo que podía repeler el ataque fácilmente.

Además, el A-40 KT poseía una gran estabilidad y control de vuelo, de manera que compensaba su lentitud. Podía transportar en su interior a un grupo de asalto de hasta ocho hombres sin alterar su capacidad aérea.

2. Puño de acero

El objetivo del Ejército Rojo con el 'tanque alado' era sorprender al enemigo con un asalto aéreo dentro de sus propias filas, además de proporcionar fuego de apoyo al resto de tropas aliadas.

Imagínense la caída de este blindado volador desde los cielos, por no hablar de la dificultad para derribarlo mediante las armas antiaéreas enemigas. Una vez en tierra, podía desplazarse de forma autónoma retirando las alas y destruyendo las posiciones enemigas.

El otro uso que tenía en mente el Ejército Rojo era el de proporcionar apoyo pesado a los partisanos, que luchaban contra los nazis en Bielorrusia y Ucrania y arrastraban un déficit de material pesado, sufriendo grandes bajas.

En medio de esta guerra de guerrillas, la asistencia de un aparato de este tipo decantó la batalla a favor del lado soviético.

3. Desafío aerodinámico

Las pruebas para poner en vuelo el A-40 KT duraron cerca de dos años (1940-1942) y hubo muchas dificultades.

En primer lugar, la resistencia que ofrecía al aire, ya que su estructura era poco aerodinámica y muy pesada. Para solventar este problema, se eliminó gran cantidad de municiones y varias zonas interiores del vehículo.

Otro problema fue la integración del T-60 con las alas. Al principio se quería el fuselaje del avión independiente del blindado, pero, los numerosos accidentes ocurridos (al aterrizar la tripulación que estaba en el avión caía en un lado diferente del tanque), hicieron que el fuselaje fuera el propio carro de combate.

El último problema fue el despegue. Se buscó en un primer momento que se elevara de forma autónoma pero, en aquella época no había motor que pudiera soportar un peso de tal calibre, de modo que se decidió la opción de remolcarlo con un avión de transporte y, luego en el aire, el piloto encendía el motor y planeaba sin problemas.

4. Destino Final

En 1942, el aerotanque estaba listo para el combate, las últimas pruebas daban resultados exitosos y parecía que no había impedimento ninguno para su bautismo de fuego.

Por desgracia, lo que impidió que esta revolución tecnológica viera la luz fueron razones económicas. El gasto de combustible era muy elevado y se prefirieron opciones más rentables por su coste/precio.

Si el dinero no hubiese sido un freno, regimientos enteros del A-40KT habrían cambiado el curso de la guerra, ya que los nazis no habrían tenido forma de contrarrestarlo.

El A-40 KT, junto con el transbordador Buran, el satélite Sputnik, etc., es uno de los legados tecnológicos de la URSS, que a día de hoy no ha sido superado, reflejando la amplitud mental soviética de no detenerse ante cualquier idea por descabellada que pareciera.

Fuente: Sputnik

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">