Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 abril 2017 3 12 /04 /abril /2017 20:44
La muerte noquea en Miami a uno de los grandes boxeadores cubanos
La muerte noquea en Miami a uno de los grandes boxeadores cubanos

Por: Jorge Ebro

Miami/ 12-4-2017

 

Con una fuerza brutal y maldita, la muerte terminó de propinarle a Angel Espinosa Capó el último golpe que noqueó su vida. Uno de los boxeadores más temidos y con mejor pegada de su generación, el holguinero falleció en Miami debido a causas aún por determinar.

Su cuerpo fue encontrado sobre las 3 de la tarde del miércoles en el gimnasio de Miami Garden donde solía impartir sus conocimientos de boxeo e intentaba ganarse la vida de manera honrada, a pesar de las estrecheces de su existencia.

"Este golpe ha sido peor que todos sus nocauts juntos, porque nos ha llevado a un gran amigo y un buen hombre'', expresó Blas Mulet, amigo de infancia. "Siempre le pedía que se cuidara, pero a él no le había ido muy bien desde el punto de vista de la salud. Espinosa siempre fue un sobreviviente, hasta ahora''.

Durante los meses previos a su fallecimiento, Espinosa -de 50 años de edad- padecía de una fuerte migraña, de presión alta y de un grado de ceguera que requería operación, además de un fuerte cuadro de asma, al punto de que al encontrarlo muerto, una máscara de aerosol le cubría el rostro.

Seis veces campeón nacional en tres divisiones -71, 75 y 81 kilos-, Espinosa era el terror del boxeo y el niño mimado de las multitudes que admiraban su pegada demoledora -lo mismo con la zurda que con la derecha- y su presencia impecable.

"Angel era tan buen deportista que hubiera triunfado en cualquier cosa'', agregó Mulet. "La gente no sabe que él amaba el béisbol por encima del boxeo, que era tremendo bateador y poseía un gran brazo. Una vez en Holguín quiso entrar en la pelota, pero cuando vieron que era Angel Espinosa, lo obligaron a volver al ring''.

Campeón Mundial en Reno 1986, Espinosa ganó la Copa del Mundo Belgrado 1987 y el Match Mundial de Retadores de 1988, y jamás perdió en los cuatro topes bilaterales Cuba--Estados Unidos en los que participó. Sin contar sus triunfos en torneos centro y panamericanos.

En Reno se hizo amigo del legendario Ray Sugar Leonard, quien iba a verlo entrenar todos los días y se maravillaba de su físico.

"Leonard se maravillaba cuando yo hacía sparrings y decía que no recordaba boxeadores tan bien formados como yo'', recordó Espinosa en entrevista concedida a este diario en marzo del 2010. ‘‘Al final me regaló una camiseta con su rostro y yo le dí una mía del equipo nacional. Cada vez que veía a un cubano en cualquier parte preguntaba por mí''.

 

Nacido en Holguin el 2 de octubre de 1966, venció en tres oportunidades al aleman Henry Maske, posteriormente un rey profesional y era claro favorito para ganar medallas doradas en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984 y Seúl 1988, pero la posición política de la isla a favor del llamado campo socialista primero y Corea del Norte después, troncharon el impacto internacional de toda una generación de deportistas.

"La ausencia de Los Angeles no me dolió tanto'', explicó entonces Espinosa. "Era todavía muy joven y pensaba que vendrían más oportunidades, pero lo de Seul me deprimió. Era considerado el mejor del mundo libra por libra. Después de eso, ya nada fue igual''.

Para Espinosa, 1989 fue uno de los peores años de su vida. Tuvo problemas personales, se casó nuevamente, dejó de entrenar a profundidad y, a pesar de todo, ganó los torneos nacionales y la medalla de plata en el Mundial de Moscú.

Pero la motivación no era la misma y dejó de boxear...hasta que en 1991 le intrigó la posibilidad de ganar un puesto en el equipo olímpico a Barcelona 1992 y contra todos los pronósticos se ganó el puesto.

 

Su derrota en Barcelona ante el polaco Wojciech Bartnik era el anuncio del final de su carrera como boxeador.

"Con mucha probabilidad, en alguna de esas citas Espinosa hubiera ganado un oro'', apuntó el entrenador e historiador del boxeo, Roberto Quesada. "Cuando finalmente estuvo en Barcelona 1992, ya habían pasados sus mejores momentos. Pero no cabe duda de que es un grande del pugilismo amateur cubano de todos los tiempos''.

Luego de siete años en México, Espinosa se estableció en Miami en el 2010 e intentaba ocupar un espacio como entrenador y con la ayuda de viejos amigos y fanáticos que lo admiraron en sus días de gloria.

Para siempre quedará la duda de qué habría sucedido con su carrera de haber intentado el salto al boxeo profesional.

"No tengo duda de que hubiera sido un gran campeón profesional'', apuntó el respetado entrenador Pedro Díaz, quien fuera uno de los rectores de la poderosa escuadra nacional antillana en otras décadas. "Pasará a la historia como de los mejores zurdos, porque unía pegada y técnica. Era muy completo. El boxeo cubano ha perdido a uno de sus mejores hijos''.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/boxeo/article144286854.html#storylink=cpy

 

Fuente: El Nuevo Herald

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">