Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 octubre 2017 5 13 /10 /octubre /2017 15:30

El régimen se ceba en su odio hacia la patria y sus figuras simbólicas

 

 

Miami/ 13-10-2017

Al morir Stalin, su cuerpo embalsamado fue puesto al lado del de Lenin en la Plaza Roja de Moscú. Se trató así de acercar la obra del gran tirano fallecido en 1953 a la del fundador del estado soviético.

Ese mismo año otro caudillo que usaría la escuela estalinista empezaría a hacer su historia con el asalto a un cuartel en una isla caribeña. El neoestalinismo fidelista sigue haciendo historia 64 años después.

Salvando distancias y diferencias, pero siguiendo un patrón que supone la intención del culto eterno al dictador vía acercamiento de sus restos a los de las figuras más veneradas y respetadas, el cadáver no embalsamado, sino cremado y empedrado, del dictador cubano Fidel Castro fue ubicado en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, cerca del mausoleo del Apóstol José Martí.

Ahora, el castrismo, todavía en el poder, no se conforma con ese acercamiento de los restos de Fidel a los del venerado por todos los cubanos, José Martí. En una operación que descaradamente han vinculado oficialmente al desarrollo del turismo extranjero, léase sacarle más dinero, el gobierno de Raúl Castro ha exhumado clandestinamente los restos de Carlos Manuel de Céspedes, identificado como el “Padre de la Patria”, y de la madre de los Maceo, Mariana Grajales, para acercarlos también a los del dictador.

Creen los castristas que así glorificarán y dignificarán aún más a su ícono y por obra y gracia de esos movimientos sincréticos lograrán otorgar un hilo de continuidad entre las acciones de Céspedes y Martí con Fidel, aderezado todo con el arrojo de los descendientes de Mariana. No importa que el primero haya sido un “demócrata”-anexionista, el segundo un demócrata independentista, los Maceos enemigos acérrimos de la esclavitud y el caudillo “cultivado” un enemigo absoluto de la democracia y defensor de la “Futura esclavitud” que Martí criticó y él hizo realidad.

Es como pretender que todos los valores de los grandes de la independencia cubana tendieran a fundirse, sintetizarse, en la figura del farsante que se hizo pasar por católico, demócrata, nacionalista y socialista, según la conveniencia del momento para terminar siempre traicionado a todos para tratar de garantizar su poder absoluto.

¡Qué falta de respeto y consideración con la historia de Cuba y con el pueblo cubano!

La ignominia, la afrenta a la nación cubana, que componemos todos sus naturales y no solo los fidelistas, ha levantado otra ola de protestas. Es como si el castrismo se cebara en su odio hacia la patria y sus figuras simbólicas.

La superexplotación a la que ha sido sometido el pueblo cubano por más de medio siglo, la expropiación de toda la propiedad grande, mediana y pequeña, privada o asociada de todos los cubanos; las presiones, leyes, regulaciones e impuestos absurdos aplicados al trabajo privado y cooperativo relativamente independiente del estado, las decisiones arbitrarias del gobierno de impedir que los cubanos fuera de la élite político-militar acumulen riquezas personales, son evidencias de ese odio del castrismo a los cubanos.

Ya se abordó el tema del origen español de la familia Castro y la pertenencia del patriarca Ángel Castro a las huestes de Valeriano Weyler, quien lideró la matanza más gran de cubanos con su famosa “Reconcentración”, reeditada por los Castro en el Escambray en la lucha contra las guerrillas anticastristas. Otras informaciones sugieren que el padre de Fidel y Raúl estuvo en el combate en el que cayó el General Antonio Maceo y también la defensa de La Loma de San Juan en Santiago de Cuba, la batalla terrestre más importante de la intervención de EEUU en la guerra contra España.

Las acciones y expresiones de los Castro contra EEUU (país que ayudó a la independencia de Cuba de España), particularmente el odio a su sistema político y a los cubanos que desde las guerras de independencia sueñan con una nación cercana a EEUU en sus ideas republicanas; la identificación de los Castro con la España franquista, de la que siempre recibió apoyo frente a los gobiernos norteamericanos, y más recientemente las inversiones del capital español en el turismo, compartiendo la desalmada explotación de los trabajadores cubanos en el sector, encontrarían natural fundamento en los valores que le compartió Ángel Castro a sus hijos.

Pero las historias de tiranos siempre están condenadas al fracaso y al olvido por los pueblos.

El cuerpo embalsamado de Stalin permaneció junto al de Lenin en el mausoleo, desde su muerte en 1953 hasta octubre de 1961, ocho años, cuando fue retirado durante la campaña de desestalinización promovida por Nikita Jruschov y enterrado en la parte exterior del mausoleo, al lado de la Muralla del Kremlin.

Cuando aquello ocurrió, el “socialismo” estatal de Stalin en la URSS no estaba tan desprestigiado y debilitado como el estatalismo castrista hoy.

Si la historia sigue alguna lógica es muy probable que en Cuba los restos del empedrado comandante salgan más rápido de Santa Ifigenia que los de Stalin del mausoleo de Lenin.

(Pedro Campos, residente en Cuba, se encuentra de visita en Estados Unidos)

 

Fuente: Cubanet.org

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">