Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 mayo 2011 4 26 /05 /mayo /2011 01:58

 


Lo vi dos veces en mi vida. La primera vez fue en Placetas, no recuerdo si en casa de Amado Moreno o en la de Antúnez e Iris. De allí salió para asegurar algo de una protesta que haríamos, pero no lo volví a ver porque fue detenido como algunos de nosotros esa tarde de 2009.
El jueves 28 de abril me fui con mi esposa Exilda a ver al Coco Fariñas, Santa Clara se abría otra vez a nosotros y como entramos furtivos, en el más riguroso de los silencios, pudimos llegar a la Calle Alemán del Reparto La Chirusa. Nos recibió la inigualable Alicia. El Coco estaba viajando tarde desde la capital al centro del país y eso la preocupaba, pero se alentó un poco al vernos, conversamos por más de dos horas, bebimos un café que aún no estaba mezclado con chícharo nuevamente y esperamos a que llegara el Premio Sájarov de Santa Clara.
Yo estaba en el fondo de la casa cuando sonaron las puertas (del carro que traía a Guillermo Fariñas y la de su vivienda), sentí las voces, los cuídate y descansa, nos vemos mañana, llega temprano que tenemos mucho para trabajar, Adiós Alicia, etc.
Me asomé por curiosidad y vi a contra luz, una mancha, la sombra de un hombre que se despedía de la familia y desapareció en la noche calurosa de aquel día. Cuando el Coco me vio, lamentó que no haberme presentado a Juan Walfrido Soto, El estudiante, pero lo vería al día siguiente cuando sesionara, “aquí mismo”, me dijo Fariñas, el Consejo de redacción del Foro Digital Cubanacán Press.
Hablamos hasta la madrugada y decidimos irnos sin dormir, regresar a Holguín y yo volver dos días después por toda Cuba hacia la Habana. Una semana más tarde, siete días exactos, recibiría los golpes, la hospitalización, llegaría la muerte, la infamia, la injuria oficial en el único diario que existe en el país. Sé que esta es una crónica extraña, es la historia de una amistad sin más hilos conductores que el deseo de la libertad. Ahora busco la diferencia entre las voces que me rodean por estos días: ¡El estudiante era mi amigo!, ¡Juan Walfrido hubiera sido mi amigo!, he dicho yo sin que me entiendan. Sé que me escucha y no lamento la desconexión, por alguna razón bendita volveremos a vernos, tendremos por fin el abrazo de aquella noche y dejará de ser una sombra con el brazo en alto, una voz que dice Adiós contra la lámpara de la sala en Casa del Coco Fariñas.

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">