Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 marzo 2014 5 14 /03 /marzo /2014 08:52

 

images--7-.jpg

Por: DANIEL LANSBERG RODRÍGUEZ
14-3-2014
Al desembarcar en el aeropuerto de Maiquetía el pasado miércoles por la mañana, Raúl Castro, fue recibido con todas las formalidades y solemnidad correspondiente a un Jefe de Estado visitando a una nación hermana. Sin embargo, mientras que la bandera cubana era izada, en reconocimiento a su llegada, algo bastante inesperado ocurrió: ésta cayó del asta.

De inmediato volaron múltiples interpretaciones al respecto. ¿Será que representa alguna señal secreta desde elementos descontentos en las fuerzas armadas quienes resienten la creciente presencia de "asesores " cubanos"? ¿Será algún sabotaje por parte de agentes de la oposición? ¿Un acto de Dios, tal vez? ¿Extraña coincidencia? ¿O solo el producto de incompetencia?

¿Quién sabe?

Lo único cierto, es que podría haber sido mucho peor. En 1958, el entonces vicepresidente estadounidense Richard Nixon llegó a Caracas con su esposa, para llevar a cabo una visita de "buena voluntad." Al llegar a territorio venezolano, se vieron enfrentados por una multitud enfurecida, quienes les gritaban, escupían y lanzaban piedras y botellas desde la calle. Cuando la pareja intentó huir en su caravana, el coche vicepresidencial fue rodeado por los manifestantes, sacudido hasta que casi volteara. Algunos de la manada hasta intentaron encenderla. Mientras tanto, las autoridades locales hicieron poco para intervenir.


Esta bienvenida, tan salvaje para los Nixon, puede ser mejor entendida como el resultado directo de años de frustración acumulada por los venezolanos. Pocos meses antes del incidente, el represivo régimen de Marcos Pérez Jiménez había sido derrocado tras una erupción de protestas masivas, lideradas por estudiantes, que lograron paralizar la capital. Durante su mandato, PJ había disfrutado de gran apoyo por el gobierno de  Estados Unidos. En 1954, éste hasta fue personalmente premiado por el presidente Eisenhower con una medalla por su "energía y firmeza en contra del comunismo."

Siguiente a su caída, muchos venezolanos culpaban a Estados Unidos por los horrores infligidos sobre ellos por el régimen – y para bien o para mal descargaron su ira sobre Nixon.

Hoy el país se sacude una vez más por las protestas en contra de un régimen abusador. Sin embargo, en esta ocasión es la relación con Cuba – y no con Estados Unidos – la cual parece capaz de inspirar este nivel de pasiones agresivas. A diferencia de Nixon, quien llegó en un momento cuando el régimen colaborador ya no lo podía proteger – Raúl Castro cuenta aún, en Venezuela, con amplia seguridad- y la necesita...

Por varios días previos, a la llegada del prepotente de La Habana, rumores respecto una visita inminente habían circulado ampliamente por Twitter y diferentes blogs – lo que hoy representa la fuente primaria de información para los opositores al régimen, dado la fuerte censura por parte del gobierno a los medios de Venezuela. El tono detrás de muchas de estas comunicaciones estaba envenenada con indignación e incluso con amenaza. Poca sorpresa entonces que, dado estos riesgos, la venida de Castro sólo se confirmó el día de la visita en sí.

En la mente de algunos venezolanos, los acontecimientos de las últimas semanas han logrado intensificar la percepción popular de que los cubanos son culpables por las crisis que se viven actualmente en Venezuela. Por más que enfurezcan los abusos e ineptitudes del régimen como tal, la ira hacia Cuba es mayor. Muchos venezolanos, además, están convencidos que la peor violencia desatada contra los estudiantes se ha cometido por infiltrantes cubanos, y no por las fuerzas de seguridad venezolanas.

Sea o no esto verdad, el hecho de que exista esta percepción nos dice mucho. Seguramente, para algunos, esto es tan solo una paranoia y para otros una manera de reconciliar su orgullo nacional con las incontables frustraciones con la situación actual, reorientando su furia hacia un tercero. Pero sospecho que este tipo de racionalización tiende ser un poco simplista.

Sin duda, a través de los años, los hermanos Castro han dejado claro que son sobre todo sobrevivientes – capaces de cometer cualquier atrocidad para preservar su propio pellejo, y esto no es algo que se disminuye al salir de sus fronteras. Pero debemos reconocer también que la gran mayoría de los abusos del Chavismo, iguales que los del Perezjimenismo, fueron perpetuados por venezolanos hacia venezolanos. Cualquier presencia oficial cubana en Venezuela es además algo que nuestros mismos gobernantes han buscado activamente. Aunque nos cueste admitirlo, tarde o temprano tenderemos que enfrentarnos con estas duras realidades, si realmente queremos reunificar a esta exhausta nación.

@Dlansberg

Compartir este post

Repost 0
Published by vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">